Fogwill el ultimo viaje online dating

También con cierta constancia, Mallo colabora con reseñas en la página de Punto de Vista ( y con el anuario de poesía Ærea.

Ahora somos nuestra propia caravana y, mientras recorremos la ciudad, nos damos cuenta de que nos movemos en círculos.Si tuviéramos que regresar al lugar desde el que comenzamos a caminar, sabríamos que el movimiento lento no tiene destino."Terminé el libro de noche y pensé en robarloy enfrentarme al agujero. Releerlo, me dije,retirar lo bello para que la superficie sea colador.Entonces empecé a robar más y más versos"La fealdad es un mono fantasmaadiestrado por la pacienciaque encanta a las mujerescon sus gestos que parecen humanoso infantiles cuando tiende un brazopara pedir."Sin duda la columna del Dr. Es un cuerno mágico y primitivoque succiona aire y escupe pelirrojas.Creemos que el loco llegó para que todo dejara de ser como hasta el momento.

Perdimos un poco de tranquilidad y ya no nos mirábamos con la misma indiferencia.

[1916] Edward Thomas (Londres, 1878-batalla de Arras, Francia, 1917), Poesía completa, traducción de Gabriel Insausti, Pre-textos, Valencia, 2012 Ref.: Poetry Foundation The Guardian Ojos de Papel El País The Cherry Trees The cherry trees bend over and are shedding On the old road where all that passed are dead, Their petals, strewing the grass as for a wedding This early May morn when there is none to wed.

It Rains It rains, and nothing stirs within the fence Anywhere through the orchard’s untrodden, dense Forest of parsley.

Nadie hay que rompa los diamantes de lluvia entre la hierba ni haga temblar los pétalos caídos.

Y yo estoy tan feliz como es posible explorando los bosques a mi antojo e imaginando dos que caminaran, se besaran ajenos a la lluvia.

Y también estoy triste por pensar que nunca, si no es solo, volveré a caminar bajo la lluvia.